Realizacion personal a largo plazo

Cada día tener la fortuna

De abrir nuevamente los ojos

Y entre paso y paso, calle y calle,

Cada individuo sumergido

En su propio porqué que lo envuelve.

Así pasa tu vida, pasa mi vida

Y la noticia en la radio,

Los triunfos de los nuestros

Más allá de la frontera,

Mientras nosotros nos gastamos

Cada gramo de nuestra existencia

Tratando de darle a ella  un rumbo

A veces cierto, a veces equivocado

Que el político corrupto,

Que el niño de indeclinable esperanza,

Que el que tranza su valor por cualquier peso

Van desgastando solapadamente el día

Con otras tantas novedades por segundo

Sin tener la posibilidad de digerirlas bien

Produciéndonos  una indigestión mental

Eso nos produce inapetencia

Y ya no nos interesa saber

Si está bien o está mal,

Si nos afecta o ya no importa.

Nuestro pensamiento ha tomado

Tanto descongestionante, tanto analgésico,

Que parece no existir diagnostico

Para darle respuesta a esa enfermedad.

Esas son las cosas de la vida,

Dice con nostalgia y a la vez con temor

El abuelo sentado en su banquillo,

Pues ve como el mundo va y va

En su cotidianidad de siempre

Perdiendo el verdadero significado Que justifica al ser humano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *